El RD 30/2020 establece a partir del 01 de octubre de 2020, una nueva prestación extraordinaria para aquellos autónomos que se vean obligados al cierre de la actividad por medidas sanitarias adoptadas o bien, no vayan a tener ingresos en el 4T de 2020 o sufran una reducción en sus ingresos del 50% de la facturación.

Los requisitos para acceder a la nueva prestación son los siguientes:


1) Estar afiliados y en alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, en su caso, al menos 30 días naturales antes de la fecha de la resolución que acuerde el cese de actividad por la autoridad sanitaria competente.

2) Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. No obstante, si en la fecha de cese de actividad no se cumpliera este requisito, el órgano gestor invitará al pago al trabajador autónomo para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingrese las cuotas debidas. La regularización del descubierto producirá plenos efectos para la adquisición del derecho a la protección.

3) Permanecer dado de alta durante el tiempo que permanezca la actividad suspendida. Se estará exonerado durante este tiempo del pago de las cuotas correspondientes a dichos meses.

4) La prestación es incompatible: la percepción de una retribución por el desarrollo de un trabajo por cuenta ajena, salvo que los ingresos del trabajo por cuenta ajena sean inferiores a 1,25 veces el importe del salario mínimo interprofesional; con el desempeño de otra actividad por cuenta propia; con la percepción de rendimientos procedentes de la sociedad cuyo actividad se haya visto afectada por el cierre; así como con la percepción de una prestación de Seguridad Social salvo aquella que el beneficiario viniera percibiendo por ser compatible con el desempeño de la actividad que desarrollaba.

5) No tener derecho a la prestación de cese de autónomos ordinaria.

6) Solo para el caso de solicitar la prestación por reducción de facturación, además de los requisitos anteriores, habrá que darse uno de estos dos condicionantes:

a. No tener ingresos procedentes de la actividad por cuenta propia en el último trimestre del ejercicio 2020 superiores al salario mínimo interprofesional.

b. Sufrir, en el cuarto trimestre del 2020, una reducción en los ingresos de la actividad por cuenta propia de al menos el 50% en relación a los ingresos habidos en el primer trimestre del 2020.

En estos casos, se trata de una prórroga provisional y a partir del 1 de marzo de 2021 se procederá a revisar todas las resoluciones provisionales adoptadas y, si de éstas se desprende que no se tiene derecho a la prestación la mutua dictará resolución fijando el importe de la cantidad a devolver.

Cuantía de la prestación: 50% de la base mínima de cotización. No obstante, cuando convivan en un mismo domicilio personas unidas por vínculo familiar o unidad análoga de convivencia hasta el primer grado de parentesco por consanguinidad o afinidad, y dos o más miembros tengan derecho a esta prestación extraordinaria de cese de actividad, la cuantía de cada una de las prestaciones será del 40 por ciento.

¿Qué plazo hay para solicitar la prestación? Ambas prestaciones se solicitarán a través Mutuas colaboradoras o el Instituto Social de la Marina dentro del 1 al 15 de octubre, con efectos de 1 de octubre una duración máxima de 4 meses. En caso de efectuarse la solicitud después del día 15 de octubre, tendrá efectos desde el primer día del mes siguiente a presentarse la solicitud.